Skip to main content

Seguro que la palabra proteína no te es desconocida. Quizás no tengas claro para qué sirve, pero probablemente en algún momento alguien te la ha nombrado y puede que te haya explicado algún beneficio e insistido en que las consumas o incrementes su consumo. Quizás no conoces muy bien este nutriente, pero es probable que sí tengas la sensación de que su consumo es indispensable e importante para todos y todas. Hasta hace un tiempo parecía que solo eran importantes para aquellos deportistas que querían incrementar su masa muscular, pero últimamente podemos ver spots publicitarios que relacionan el consumo de proteínas con ancianos, alimentos para niños y adolescentes y también en dietas para la pérdida de peso. 

¿Te has preguntado si las proteínas tienen tanto valor como parece o es solo una moda? Aunque no es lo más habitual en las “modas nutricionales”, en este caso podemos afirmar que el consumo de proteína tiene beneficios y de hecho las proteínas son una parte esencial de nuestra alimentación. En nutrición el concepto esencial, significa que se debe consumir porque nuestro cuerpo no es capaz de fabricarlo, por lo tanto, es bueno tomar proteína y deberán formar parte de nuestra alimentación, aunque no por ello es necesario abusar de su consumo. 

Supongo que la siguiente pregunta es ¿qué nos aportan las proteínas? ¿para qué sirven las proteínas?

Vamos a ello. 

Las proteínas están presentes en alimentos como la carne, el pescado, los huevos o las legumbres y son moléculas grandes y complejas vitales para la vida. Realizan muchas funciones importantes y fundamentales en el cuerpo. La principal función de las proteínas se centrará en formar, mantener y regenerar los tejidos, los órganos, los músculos o los huesos.

Debes saber que, aunque tu estilo de vida no incluya un ejercicio exigente, que seas una persona más bien sedentaria, el consumo de proteínas será igualmente fundamental, ya que el organismo está en constante reparación y construcción y sin las proteínas esto no será posible. En otras palabras, su consumo será necesario para que el cuerpo pueda reparar sus células y producir de nuevas.

Pero sus funciones no se acaban aquí, también intervendrán en la fabricación y función de hormonas, enzimas, neurotransmisores y catalizadores entre otras. 

Vamos a ver, con un poco más de detalle, qué es lo que significa todo esto de una forma clara para que entiendas definitivamente porque son importantes las proteínas. Para ello las clasificaremos según sus funciones:

  • Anticuerpo: estos serán unos los responsables de nuestro sistema inmunológico. Es un tipo de proteína que actúa como defensa ante posibles infecciones. Los anticuerpos se unen a partículas extrañas como virus y bacterias para proteger y defender el cuerpo.
  • Enzima: estas llevan a cabo casi todas las miles de reacciones químicas que ocurren en las células. También ayudan en la formación de nuevas moléculas, leyendo la información genética almacenada en el ADN Fenilalanina hidroxilasa.
  • Mensajería: las proteínas mensajeras actúan como algunas hormonas, transmiten señales para coordinar procesos biológicos entre diferentes células, tejidos u órganos. 
  • Estructural: Estas proteínas brindan estructura y soporte a las células. A mayor escala, también permiten que el cuerpo se mueva. 

En esta función me quiero parar y explicar un poco más en el detalle. ¿Qué significa que dan estructura y soporto a las células? ¿cómo permiten que el cuerpo se mueva? Pues porque:

    • Colaboran en el desarrollo de la masa muscular: sin un consumo suficiente de proteínas el crecimiento del músculo no será posible.
    • Intervienen en la formación de colágeno, cuya función de resistencia lo hace imprescindible en los tejidos. Este está presente en nuestra piel, cabello, articulaciones… 
    • Contribuyen en el transporte de oxígeno, ya que estarán presentes en el proceso de formación de los glóbulos rojos, los encargados de llevar el oxígeno a la sangre.
    • Curación de heridas: como hemos comentado una función de las proteínas es la regeneración de tejidos, por lo tanto, serán claves a la hora de cerrar heridas y favorecer su cicatrización.
  • Transporte/almacenamiento: Estas proteínas se unen y transportan átomos y moléculas pequeñas dentro de las células por todo el cuerpo. Un ejemplo sería la ferritina, proteína encargada de transportar el hierro por todo el cuerpo. 
  • Energía: esta no es la función para la que están pensadas las proteínas, pero si en algún momento el cuerpo necesita energía puede usarlas para conseguirla. Esto podría darse en pautas alimentarias con muy bajo contenido en carbohidratos, en ciertas situaciones durante la práctica deportiva, en procesos de ayuno muy prolongados et. 

El hándicap es que aunque te van a aportar 4Kcal, igual que los carbohidratos, los residuos que genera esta transformación puede acabar dañando el riñon y el hígado si se produce de forma continua y exagerada, pero si es de forma puntual no habrá problema en una persona sana.  .

Ahora ya conoces los motivos principales por los que el consumo de proteína es importante para todas las personas, tengan la edad que tengan, practiquen más o menos ejercicio, quieran simplemente cuidarse y estar saludable, tengan un objetivo de ganar masa muscular o de perder grasa. Todas ellas deberán realizar un consumo de proteína, eso sí, cada uno adaptado a sus características, porque debemos tener claro que importante no significa que debamos realizar grandes consumos o dejar de consumir otro tipo de alimentos. Simplemente recuerda incluirlas en tus comidas principales junto a las verduras, carbohidratos y resto de alimentos.

Laia Gómez Gironès

Dietista-Nutricionista NºCol: CAT00523

 

Bibliografía
Laia Gómez

Dietista-Nutricionista. NºCol: CAT00523